Don Berna es el Osama Bin Laden de Colombia Fiscal de EE.UU

Septiembre 22 2020.

Por: Redacción Digital La Región Colombia

Fuentes: Nat Geo, InSight Crime, The New York Times

Las autoridades de EE.UU consideran a don Berna como el sucesor de Pablo Escobar

El narcotráfico en Colombia y en el mundo ha evolucionado y es por esto que los hombres que están detrás de este negocio multimillonario son cada vez más astutos, en lugar de vestirse con botas de cocodrilo, llevar cadenas vistosas y pistolas chapadas en oro, estos narcotraficantes han evitado la ostentación y el protagonismo para actuar como legítimos hombres de negocios convirtiéndosen en verdaderos “invisibles”.

Compra y vende en clasificados La Región

Y es por esto que grandes agencias de medios del mundo junto con las agencias de inteligencia han iniciado una serie de investigaciones para llegar a descubrir quiénes son los verdaderos “invisibles” capos que se camuflan en diferentes partes del mundo.

Dado que el tráfico de drogas requiere protectores, pues hay mucho dinero de por medio y algunos socios poco confiables, todo invisible necesita un “visible”, para asegurar que se respeten los acuerdos y se paguen las deudas.

Pablo Escobar fue el último traficante visible: fue miembro del congreso colombiano, abrió al público su extensa Hacienda Nápoles y la pobló de exóticos animales. Sin embargo, detrás de Escobar había docenas de invisibles, muchos de los cuales, como Memo Fantasma, sobreviven hasta la fecha.

Los narcotraficantes de hoy en día se han dado cuenta de que su mejor protección no es un ejército privado, sino más bien el anonimato total. A estos barones de la droga los han llamado “Los Invisibles”.

El sucesor de Escobar, Diego Murillo, alias “Don Berna”, aprendió de los errores de su ex patrón, por lo que decidió vivir en el anonimato en la ciudad de Medellín, dándose a conocer por su alias y ocultando su nombre real. Pero Don Berna también llegó a estar en el centro de atención en 2003, cuando entró en el proceso de paz de los paramilitares con el gobierno colombiano e intentó en vano evadir el encarcelamiento y la extradición. Detrás de él y de su estructura criminal, la Oficina de Envigado, había docenas más de invisibles que hacían negocios y ganaban dinero bajo su protección. Memo Fantasma era uno de ellos.

Los asesinatos políticos, dicen los investigadores colombianos y los grupos de derechos humanos, se encuentran entre cientos de personas ordenadas por un ex poderoso líder paramilitar de derecha, Diego Fernando Murillo alias don “Berna” que controlaba una franja del país ganadero del noroeste y es responsable de gran parte de la cocaína que llegaba a las calles de Nueva York.

John Barry, detective unidad anti drogas del norte de Manhattan

Todo inicio en el año 2002 en la ciudad de Nueva York con un detective de policía asignado a la unidad anti drogas del norte de Manhattan, John Barry, que ni siquiera estaba seguro de lo que era un líder paramilitar cuando escuchó por primera vez el nombre de Don Berna, como se conoce al señor Murillo.

El detective Barry realizando una investigación de narcóticos en la cual capturo a un hombre a quien llamaremos Eduardo lo encontró con dos kilos de cocaína, con esta captura se iniciaron las pesquisas para vincular a Don Berna con el tráfico de drogas en EE.UU. 

En esta época Murillo era un total desconocido para las autoridades americanas, Eduardo después de un tiempo se convirtió en el informante de las autoridades de este país dándoles todas las pruebas que determinaron que alias Don Berna era el sucesor de Pablo Escobar.

Fernando Galeano jefe de don Berna

Diego Fernando Murillo inicio su vida criminal como escolta de Fernando Galeano socio de Pablo Escobar, Murillo gano un ascenso en la organización de Galeano cuando un grupo de guerrilleros trataron de extorsionar a su jefe y surgió un enfrentamiento donde Don Berna recibió 17 disparos y le afectaron una pierna, también sufrió parálisis facial parcial por lo cual siempre se le veía con una toalla en sus hombros, para limpiarse la saliva pues quedo babeando y debe limpiarse la boca constantemente.

Clan Galeano

Se dice que después de sufrir estos disparos Murillo se levantó herido y mato a los hombres que le habían herido, debido a este incidente Fernando lo nombro jefe de seguridad del clan Galeano y desde este día se convirtió en una pieza esencial del cartel de Medellín.

Pablo escobar estando en la catedral sito a los Galeano pues tenía sospechas que le estaban robando y los mato dentro de la cárcel, lo cual desato una guerra entre Pablo Escobar y los miembros del clan Galeano.

Don Berna se convirtió en el eje principal de los pepes (perseguidos por Pablo escobar) utilizando los mismos actos criminales contra la gente de Escobar, lo cual llevo a la Muerte de escobar en diciembre del 93, según Don Berna quien mato a Pablo Escobar fueron los pepes a manos del hermano de Murillo alias semilla quien le disparo a escobar mientras huía por el techo.

Con Escobar muerto según las agencias de inteligencia Don Berna continuo con el negocio de Pablo manteniendo un perfil más bajo consolidando su poder mediante el soborno sin llamar la atención permaneciendo en las sombras, era el responsable de exportar miles de kilos de coca al mes.

Oficinas de la DEA en EE.UU

En el 2002 la DEA lo incluye en la lista CPOT identificándolo como uno de los mayores traficantes del mundo, también lo incluyo en la lista OFAC con esto le impedía realizar cualquier transacción financiera en el mundo, así mismo se declaró terrorista internacional, narcotraficante y capo narco por el departamento del tesoro.

Quien aparece en estas listas será declarado enemigo público de EE.UU es algo muy grave para cualquier persona que aparezca en ellas.

En 2007 algunos traficantes se entregaron a las autoridades americanas quienes confesaron sus crímenes y delataron a Don Berna vinculándolo con varios delitos aportando pistas e información la cual era desconocida para las autoridades de Colombia, con toda esta información compartida por la DEA con el gobierno colombiano se probó que  los jefes paramilitares seguían cometiendo delitos desde las cárceles.

Para los investigadores americanos el peor error que cometió Don Berna fue hacerse visible como paramilitar en las Autodefensas a las cuales financiaba desde las sombras traficando coca, con las pruebas aportadas de EE.UU el presidente de la época Álvaro Uribe firma la extradición de 14 jefes paramilitares.

En un operativo milimétricamente coordinado y en total secreto se ejecutó un plan que en pocas horas logra trasladar a todos los jefes para militares presos de las 4 cárceles de Colombia, para este operativo se debía actuar rápido y después del cierre de los juzgados luego de las 6 Pm y se debía salir del espacio aéreo colombiano antes de las 8 am hora en que se abrían los juzgados.

El operativo se realizó exitosamente en helicópteros Black Hawk en cuatro ciudades de Colombia Barranquilla, Bogotá, Medellín y Combita la única pequeña demora se presentó en la cárcel de Itagüí donde se encontraba detenido Macaco, el guardia de la prisión no quería dejar salir a este detenido a pesar de ver la documentación requerida, decía que nadie lo había notificado de este operativo y que no se arriesgaría a perder su trabajo, por lo cual el oficial a cargo realizo una llamada y le dijo al guardia, “en el teléfono hay una persona que desea hablar con usted” y le paso el celular, a lo que respondió el guardia en el teléfono  “Si señor presidente, de inmediato señor presidente, gracias señor presidente, adiós señor presidente”.

Macaco al subir al helicóptero estaba asustado tembloroso y pálido les pregunto a sus ocupantes “¿ustedes son de la DEA?” a lo cual le respondieron si, de inmediato se le dibujo una sonrisa en su rostro y dejo de temblar.

Ya con todos los jefes paramilitares extraditados a los EE.UU se iniciaron los procesos judiciales en los distintos estados donde tenían acusaciones y procesos abiertos por los distintos delitos, la mayoría vinculados con el narcotráfico.

Don Berna es acusado de varios crímenes y del tráfico de drogas hacia los EE.UU con las pruebas que se presentaron Murillo no le quedó otra opción más que declararse culpable, con el tratado de extradición entre Colombia y EE.UU deja claro que los ciudadanos extraditados no se les podrá aplicar pena de muerte o cadena perpetua.

En este caso es famoso el veredicto que pronuncio el fiscal ante el juez pues dijo “Don Berna es el Osama Bin Laden de Colombia”.

Desde 1994 hasta 2008 Don Berna introdujo a EE.UU un millón de kilos de cocaína por un valor superior a $ 30 mil millones de dólares, fue condenado a 375 meses de prisión, un poco más de 31 años de cárcel en EE.UU donde actualmente paga condena.

Para los investigadores y las agencias de inteligencia Don Berna está a la altura de Pablo Escobar o los Rodríguez Orejuela.

¡Información como debe ser!

Recomendados:

¡La Increíble historia del duende maldito en La Palma Cundinamarca!

El esloveno Tajed Pogachar campeón del tour de Francia

¡Inaudito! Niño de 4 añitos fue encontrado atado de pies y manos sobre una cama

Suscribete a nuestro canal de Youtube aqui

Síguenos en nuestra Nueva fán page de facebook Portal de Noticias La Región Colombia